Las crisis económica, ecológica y de seguridad a nivel global, así como los desarrollos políticos asociados a ellas, han puesto en la agenda la necesidad de un orden global más pacífico, justo y democrático. Las revueltas que se produjeron en el mundo árabe, en Madrid, en Atenas, en Wall Street, etc. son claros ejemplos del descontento que existe con el sistema de toma de decisiones actual;  y funcionan como un impulso para trabajar en favor de una democracia global. En el 2011, algunos miembros del Movimiento Occupy redactaron un texto sobre estos temas, bajo el título “United for Global Democracy”.

El documento expresaba la clara necesidad de dar una dirección política común a las protestas que se sucedieron en Túnez, Egipto, Libia, Siria, Bahrein, Nueva York, Palestina-Israel, España y Grecia, y fue firmado por alguno de los intelectuales de izquierda más reconocidos del mundo.

A raíz de esta iniciativa, se planteó la posibilidad de redactar un texto más pluralista, que tuviese la capacidad de combinar las visiones y los deseos de todos aquellos (de los radicales; pero también de los social demócratas, de los liberales, de los conservadores y de cualquier ciudadano del mundo) que aspiran a elevar la representación democrática al nivel global, en el que deberían debatirse las principales decisiones que ya afectan a la humanidad en su conjunto.

Por eso, algunos de los cientistas sociales que dedicaron su vida a estudiar estos temas, comenzaron a discutir sobre la posibilidad de un documento multipartidista que ayudara a conectar las acciones de los movimientos sociales emergentes a nivel mundial, con metas políticas e institucionales concretas. Después de varios meses de trabajo, se terminó la versión original gracias a la colaboración de los diez firmantes originales: Daniele Archibugi, Richard Falk, David Held, Fernando Iglesias, Lucio Levi, Giacomo Marramao, Heikki Patomaki, Saskia Sassen, Richard Sennett y Andy Strauss. En los últimos meses, también fue firmado por los profesores Mathias Archibugi-Koening, Jaques Attali, Vandana Shiva y Noam Chomsky.

El hecho de que personas de diferente nacionalidad, género, educación e ideología política se hayan unido para redactar y firmar este Manifiesto, no hace más que confirmar la apertura del texto y ayuda a considerarlo como instrumento plural para todos los que estén a favor de un orden democrático global,  otorgando prestigio y diversidad a la iniciativa.

El Manifiesto saldrá a la luz este año bajo el formato “Intellectuals from all over the world call on global leaders and Word citizens to build a Global Democracy” (Los intelectuales de todo el mundo convocan a los líderes mundiales y a los ciudadanos globales a construir una Democracia Global).  Se realizarán aproximadamente seis conferencias en ciudades como Londres (junio), Roma (septiembre), Nueva York (septiembre), Bruselas (noviembre), Buenos Aires (diciembre) y Nueva Delhi (Diciembre).

El año que viene la participación estará abierta a las ONGs, a los movimientos sociales, a los partidos políticos, a los líderes culturales y a todo aquel que esté interesado. Para ello, Democracia Global-Movimiento por la Unión Sudamericana y el Parlamento Mundial– está preparando un sitio online para que quienes deseen adherirse puedan firmar allí mismo. De esta manera, el Manifiesto se convertiría en el punto de partida para crear una Red por la Democracia Global que comparta las iniciativas y las expectativas de todos los ciudadanos democráticos del mundo.

Podés ver el Manifiesto completo en este sitio, se encuentra disponible en españolinglésfrancés e italiano.

Por cualquier consulta o para sumarte a esta iniciativa podés escribirnos a gdmanifesto@democraciaglobal.org.ar

3 Respuestas a “

  1. Santiago Villamayor

    Ya era hora de que apareciera esta convergencia mundial. Ojalá nos sumemos todos en un gran esfuerzo comunicativo y real. Santiago Villamayor. España

  2. Tutto dipende dalla scelta del valore che armonizza le differenze: la potenza, il denaro,l’etnìa etc. sono come le dita nelle quali il palmo si divide benchè in esse si articoli. Il mignolo è la Grecia, l’indice la Germania ma il palmo dev’essere la dignità dell’uomo vivo. Oltre Hegel e Schmidt bisogna rileggere la Politica di Aristotele incentrata sulla più vasta (cosmica) proporzionalità del dare e dell’avere.

  3. This is my first time visit at here and i am genuinely pleassant to read all at one
    place.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s