ESPAÑOL

MANIFIESTO POR UNA DEMOCRACIA GLOBAL

  • La política atrasa. Vivimos una era de profundas transformaciones tecnológicas y económicas a las que no ha correspondido una similar evolución de las instituciones públicas responsables de su regulación. La economía se ha globalizado, pero las instituciones políticas y la democracia, no. Con sus muchas peculiaridades, diferencias y limitaciones, las protestas que hoy se extienden por el planeta evidencian un creciente malestar con el sistema de toma de decisiones, las formas de representación existentes y su escasa capacidad para proteger los bienes comunes del sistema político, y expresan una exigencia de más y mejor democracia.
  • El bienestar y la seguridad del mundo están amenazados. El orden nacional/inter-nacional surgido del fin de la Segunda Guerra Mundial y de la caída del Muro de Berlín no ha sido capaz de gestionar los grandes avances de los sistemas productivos en beneficio de toda la humanidad. Por el contrario, asistimos a la emergencia de procesos regresivos y destructivos derivados de la crisis económico-financiera, del aumento de las desigualdades sociales, del recalentamiento global y de la proliferación nuclear. Estos fenómenos han afectado ya negativamente la vida de miles de millones de seres humanos y su continuidad y mutuo potenciamiento ponen en riesgo la paz del mundo y la supervivencia de la civilización humana.
  • Las crisis globales requieren soluciones globales. En un universo social determinado por la globalización, las capacidades democráticas de los estados nacionales y de las instituciones inter-nacionales se ven cada vez más restringidas frente al desarrollo de poderosos procesos, organizaciones y sistemas mundiales cuya índole no es democrática. Durante los últimos años, los principales líderes nacionales e inter-nacionales del mundo han corrido detrás de los acontecimientos globales. Su reiterado fracaso demuestra que no bastan las reuniones ocasionales, ni los acuerdos inter-gubernamentales, ni la cooperación inter-nacional, ni el pretendido multilateralismo, ni las actuales formas de gobernanza global. La globalización de las finanzas, las cadenas productivas y los sistemas de comunicación, y el poder planetario alcanzado por las tecnologías destructivas exigen la globalización de las instituciones políticas de regulación y control. Las crisis globales requieren soluciones globales coherentes y efectivas. Por eso exigimos la urgente creación de nuevas agencias globales especializadas en el desarme, el crecimiento estable, equitativo y sostenible y la protección del medio ambiente, y la rápida implementación de formas de gobernanza democrática global en todos los temas que las actuales cumbres inter-gubernamentales han demostrado ser incapaces de resolver.
  • Necesitamos avanzar hacia nuevas, y más extensas y profundas, formas de democracia. El actual modelo de globalización tecnológico-económica debe ser superado por otro que ponga los instrumentos tecno-económicos al servicio de un mundo más justo, pacífico y humano. Necesitamos un nuevo paradigma de desarrollo, globalmente sostenible y que incluya en sus beneficios a los miembros más pobres y desvalidos de la humanidad. Para evitar la profundización de las crisis globales y buscar soluciones a los desafíos planteados por la globalización debemos avanzar hacia más extensas y profundas formas de democracia. Las organizaciones nacional-estatales deben formar parte de una estructura más amplia y mejor coordinada, que debe incluir y articular instituciones regionales democráticas en todos los continentes, la reforma de la Corte Internacional de Justicia, una Corte Penal Internacional más justa y equitativa, y una Asamblea Parlamentaria en las Naciones Unidas, embrión de un futuro Parlamento Mundial. Pero este cambio institucional no podrá ser exitoso si es fruto de las acciones de una elite autoelegida. Por el contrario, la democratización del orden mundial debe surgir de un proceso socio-político abierto a todos los seres humanos, cuyo objetivo es la institucionalización participativa de una democracia global.
  • Globalizar la democracia es la única manera de democratizar la globalización. Más allá de nuestras divergencias acerca de los contenidos y métodos idóneos para avanzar hacia un orden mundial más justo y estable, los abajo firmantes compartimos un firme compromiso el desarrollo de una democracia global. En nombre de la Paz, la Justicia y los Derechos Humanos no queremos ser mundialmente gobernados por quienes sólo han sido elegidos para hacerlo a nivel nacional, ni por organismos inter-nacionales que no nos representan adecuadamente. Por eso trabajamos en la construcción de espacios políticos supranacionales y reclamamos instituciones políticas regionales, inter-nacionales y mundiales a la altura de los desafíos del Siglo XXI, que expresen las diferentes visiones y defiendan los intereses comunes de los siete mil millones de mujeres y hombres que componemos hoy la humanidad.
  • Convocamos a todos los seres humanos a participar de la constitución de una democracia global. Compartimos con los movimientos sociales mundiales el reclamo de “unirnos por un cambio global” y por una “democracia real”. Ambos postulados expresan el creciente rechazo a seguir siendo gobernados por poderes políticos y económicos sobre cuyas resoluciones no tenemos influencia. La autonomía y la autodeterminación no sólo son válidas a nivel local y nacional. Por eso reivindicamos nuestro derecho a participar de las decisiones globales fundamentales que afectan nuestras vidas. Queremos ser ciudadanos del mundo y no sus meros habitantes. Exigimos democracia no sólo a nivel local y nacional sino una democracia global, nos comprometemos a trabajar por su desarrollo y llamamos a todos los líderes políticos, intelectuales y civiles del mundo, a todas las organizaciones, partidos y movimientos democráticos, y a todas las personas de convicciones democráticas del planeta, a participar activamente de su constitución.

25 Respuestas a “ESPAÑOL

  1. Hugo J. Fernández Almeida

    Se trata de un documento de fundamental importancia. Un llamado a todos los lideres y ciudadanos del mundo por parte de intelectuales de eminente trayectoria que invitan a la construcción de una democracia, que además de global sea equitativa para todo el planeta.

  2. Jorge Eduardo Vaggi

    Me parece muy importante esta iniciativa de una democracia global, necesitamos tarde o temprano un gobierno mundial, un parlamento mundial, un sistema de justicia mundial, una economía social de mercado global, una moneda mundial, para evitar las especulaciones monetaristas, una Organización Mundial de Valores (OMV)que regule las especulaciones financieras; el mundo está invadido de papeles financieros que nada tiene que ver con la productividad real, son papeles creados para la guerra financiera. La Argentina debe ordenar su territorio, por ejemplo en 7 estados federales con identidad regional, de acuerdo a un proyecto que hace tiempo he elaborado, es importante para cualquier economía la descentralización política, económica, social y geográfica. El mundo tendrá que ser una gran federación de estados mundiales descentralizados, a los efectos de desarrollar una competencia justa de la distribución de la riqueza. Las nuevas tecnologías que en el futuro inmediato nos va a sorprender va a facilitar el futuro de un gobierno mundial. Terminar con los racismos, el fanatismo religioso, ideológicos, los extremos nacionalistas que nos han llevado a las guerras irracionales en la historia de la humanidad debe ser un imperativo en los nuevos paradigmas futuros. Yo se que quizás esto sea imposible de realizar, pero hay un dicho que dice “que un largo camino comienza por un primer paso”. Como ciudadano del mundo, hace muchos años que he pensado en un nuevo mundo. En mis 70 años de vida sigo pensando que todo es posible; simplemente comencemos por el primer paso.

    Con afecto
    Jorge Eduardo Vaggi

  3. Tom Simunovic

    Sin mencionar el gobierno mundial y eliminacion de fronteras, el manifiesto no vale mucho. Tom Simunovic, Niagara Falls

  4. Enrique Castro

    Excelente iniciativa. La subscribo.

  5. Se entiende que para que sea una democracia, global debe desaparecer el sistema Capitalista, o no.- pregunto.
    Es una evidencia que en estas épocas de crisis y en otras anteriores, siempre surgen movimientos para paliar o desmovilizar a la ciudadanía, y claro esta siempre patrocinados, por el sistema dominante.
    Si no cuestionamos que el modelo dominante es el culpable de las injusticias actuales, y antiguas no estamos haciendo, nada y comprenderéis que para este viaje no necesito alforjas.

  6. Me preocupa que corran voces contra los políticos con sugerencias directas o indirectas contra nuestro sistema democrático.

    Una Europa realmente democrática con la participación de todos en la toma de decisiones quizás sería una buena solución. Si la que “manda” en todos nosotros (yo creo que para empobrecernos) es la Merckel, ¿No deberíamos votar todos los europeos al/la que deba ocupar ese puesto de tanto poder incluso sobre los gobiernos de nuestros países?

  7. Debe sustanciarse en partido político internacional, si no se quedará en buenas intenciones (como el 15-M español).

    • Tom Simunovic

      En vez de partido, un movimiento global que fuerza dodos partidos a acceptar la unificacion del mundo, como parte de su programa. El internacionalismo es una idea suprapolitica.
      TomSimunovic@hotmail.com, de Niagara Falls

  8. Daniel de Tapia Sánchez

    Solo puede añadir que suscribo totalmente en manifiesto

  9. Daniel de Tapia Sánchez

    Solo puede añadir que suscribo totalmente el manifiesto

  10. Demo-cracia: Poder en manos de muchos. Desgraciadamente hoy en día el poder es una oligocracia: multinacionales saqueadoras de riqueza que nos quitan la bolsa y la vida y la guardan en paraisos fiscales. ¡Transformación social ya!

  11. Gerardo Masucci

    Suscribo totalmente al manifiesto y quiero reivindicar la tarea política (la intelectual no hace falta por lo obvia), del ex diputado Fernando Iglesias. Muchas gracias.

  12. Lidia Pérez

    Unamos fuerzas para crear este gran proyecto, pero no olvidemos nunca durante el proceso de creación, que tan importante como crear un sistema de gobierno democrático global es crear sistemas de control global de ese gobierno, porque somos humanos.

  13. Suscribo el manifiesto en la medida en que el logro de una democracia global es condición necesaria de posibilidad de un cambio de rumbo en Europa y en el mundo. Ahora bien, creo, al mismo tiempo que tal condición, siendo necesaria, no es suficiente. Ahora son, no sólo las formas políticas de gobierno las que andan mal, sino las formas de vida, los modos de existencia. Europa, Occidente en general, al menos, está enfermo, no me cabe la menor duda. Es su ethos el que, fundamentalmente, está exangüe. Devolverle a éste intensidad y riqueza es la tarea más difícil a largo plazo. No cambiaría nada, ni siquiera sobre el supuesto de la realización de lo que este manifiesto justamente pide, si los pueblos que hablan en torno a la mesa carecen de nuevas formas de comprender el mundo. Esto último es tarea, no de una inteligencia política, sino de una disposición vital o existencial cuya llegada es más improbable que la de una globalización democrática.

  14. La Clave está en que la Sociedad Civil de pedir el cambio global a través de una gran reivindicación. El 15-M es solo el inicio, después vendrán tiempos más duros y difíciles. Espero que en este malestar se saque algo de provecho.

    Por ello, suscribo el manifiesto en su totalidad, pues es fiel reflejo de hacia donde debemos como sociedad civil.

  15. Eduardo D Tallarico. Buenos Aires. Argentina

    Comparto totalmente .Habría que sumar la búsqueda por una mayor espiritualidad y solidaridad hacia el pró-x-j-imo . Saludos cordiales

  16. El paso siguiente podría ser como dice Beck la cración de partidos políticos cosmopolitas, mediante los cuales acceder al poder para proseguir su trascendencia. Saludos

  17. Eduardo de Ortúzar

    PIENSO QUE SE DEBE PARTIR DESDE TEMAS TRASCENDENTES PARA DARLE CONSISTENCIA AL ASUNTO, PATENTES INTERNACIONALES, UNIFICAIÓN DE NORMAS DE CALIDAD, CONTROLES DE MEDICAMENTOS Y SALUD INTERNACIONALES, NORMATIVA DE CONTRIBUCIONES PARA DAR ASISTENCIA A LOS SIN SALUD, A LOS CON HAMBRE, A LOS SIN TRABAJO.

  18. Excelente iniciativa.
    Imposible no adherir a este conjunto de conceptos si se cree que el sistema democrático es la mejor forma de mejorar la convivencia en la sociedad y la vía que más humaniza.
    Saludos

  19. A futuro la misión de todos sera ir poniendo las cosas en el lugar que les corresponde estar.

  20. El primer paso es hablar con tus vecinos y familiares, y organizar conferencias para atraer mas.

  21. Renato Berrino

    comparto querer democratizar las instituciones existentes (ONU,OEA, etc)… lo de establecer una democracia global con parlamento global me parece lo contrario a lo que hay que hacer, si se quieren fortalecer autonomías… de “arriba hacia abajo” es imposible lograr nada…que serían los integrantes de esto: una élite, unos iluminados que piensan por los demás?…una especie diferente, incorruptible por los poderes económicos?…

  22. Julián Arroyo

    La democracia languidece en España, mientras se gobierna con mayorías absolutas, haciendo lo que le da la gana el Partido que las ganó y actuando en contra de los ciudadanos, precisamente. Intolerable

  23. jesus bueno lidon

    La cuestión está en que la caida del muro de Berlin (o la guerra de Yugoslavia y la deconstrucción de la URSS no mencionadas) son la base del nuevo orden mundial buscado por Thacher , Bush y otros desde hace muchos años y, por fin, encontrado en su propio beneficio con la actual crisis económica. Si a esto añadimos la demagogia y el populismo del que hacen gala los medios de comunicación, el panorama se presenta pesimista. Dudo que sea un tema de voluntades o mayorias y me inclino por pensar que lo necesario es una transformación radical del discurso cotidiano sobre todo, sobre absolutamente todo. Pondré un ejemplo: considero impresentable la lección de demagogia ofrecida por la SER esta mañana (8, 02 14) sobre la igualdad ante la ley si no se dice que la justicia tiene precio diferente en función de las propias personas que la reclaman. Y este problema no lo resolvió Montesquieu y lo ha agravado, y mucho, Galardón. Querría ser más optimista pero me remito, con sus luces y sus sombras, a Muñoz Molina. Ni blanco ni negro, sin fin de matices del gris. Gracias.

  24. Primero necesitamos un patrocinador de votaciones por internet con el DNIe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s